Hay que tener en cuenta que el 38,2% de las personas en España (una de cada tres), no lee nunca o casi nunca, según la Federación de Gremios de Editores de España. Este dato se ve reflejado en los más pequeños, ya que suelen tomar los hábitos de sus padres. Desde nuestras casas podemos fomentar su hábito de la lectura, por eso desde AZUL MARINO os recomendamos 10 libros que sin duda harán las delicias de los peques y no tan peques de la casa. ¡Comenzamos!

¡Vivan las uñas de colores! Alicia Acosta, Luis Amavisca y Gusti (ilustración). NubeOcho

Prelectores hasta 5 años. Con unas ilustraciones espectaculares, este relato narra una historia tan sencilla como necesaria: ¿qué pasa si soy niño y me gusta pintarme las uñas de colores? Y es que a Juan le gusta pintarse las uñas, pero en su colegio parece que eso provoca risas… Hasta que su padre se une a la causa apareciendo a recogerle también él con las uñas de colores. Una historia sobre la aceptación, la diversidad y las cuestiones de género. Siempre desde una óptica no sólo infantil, sino también divertida y desdramatizada.

Estamos aquí. Oliver Jeffers. Traducción de Anna Listerri. Andana Editorial

Prelectores hasta 5 años. Nuestro mundo puede ser un lugar desconcertante, especialmente si acabas de nacer. Cuando un bebé llega al mundo su cabeza esta llena de preguntas, que podremos ayudarle a contestar con ayuda de este nuevo álbum del bestseller internacional Oliver Jeffers. Este álbum  nos invita  a explorar qué hacer en nuestro planeta y cómo vivimos en él. Un libro que visualmente no se acaba y que reúne eso que conquista tanto a los más pequeños: contarles cosas que no saben con un envoltorio absolutamente fascinante. Habrá quien acuse a Jeffers de optimista tal y como está el panorama, pero igual tampoco es plan de amargar a los grumetes tan pronto. ;-P

Cuentos de Mamá Osa. Kitty Crowther. Traducción de Gloria Cecilia Díaz. Libros del Zorro Rojo

Prelectores hasta 5 años. Si hay un ritual que se repite a diario en cada casa con niño es el de la imperiosa necesidad de tener que contar un cuento antes de irse a dormir.Es la hora de dormir, pero ¿qué hacer cuando el sueño no llega? Los cuentos de Mamá Osa narran sencillas historias que suceden durante la noche, y que, entre susurros, ayudan a los más pequeños a alargar ese instante mágico que antecede al sueño.  Con estos cuentos se consigue que la somnolencia llegue, como si de hipnosis se tratara, de manera gradual.

¡Qué risa de huesos! Janet y Allan Ahlberg. Traducción de Miguel Á. Diéguez. Kalandraka

Lectores de 6 a 9. Es una divertida historia protagonizada por los esqueletos de un hombre, un niño y un perro que salen una noche a pasear y a asustar a la gente. Lejos de infundir miedo, son personajes simpáticos y alegres que se lo pasan bien -y los lectores con ellos- jugando, cantando e incluso atemorizándose unos a otros. Pero los dos primeros son tan despistados que para reconstruir los huesos descoyuntados de su mascota se arman un tremendo, cómico y melódico lío.

Cuentos de así fue. Rudyard Kipling. Adaptación de Elli Woollard. Ilustración de cubierta de Marta Altés. Traducción de Miguel Azaola. Blackie Books

Lectores de 6 a 9. Los niños son expertos en hacer preguntas aparentemente sencillas que en realidad son muy difíciles de contestar. ¿Cómo le salió la joroba al dromedario? ¿Y la trompa al elefante? ¿Por qué los gatos son tan libres? A menudo, la única respuesta posible se encuentra en la fantasía. Sobre todo en la de los más pequeños. Rudyard Kipling escribió estos cuentos sobre animales para su hija Josephine, y se los contaba antes de ir a dormir. No fueron recopilados y publicados hasta pasados unos años, en 1902. Hoy los Cuentos de así fue son todo un clásico de la literatura infantil. Soberbiamente reimaginados por Elli Woollard, brillantemente traducidos por Miguel Azaola y bellísimamente ilustrados por Marta Altés, niños y mayores sonreirán cada vez que abran este libro mágico.

Robinson. Rudyard Kipling. Adaptación de Elli Woollard. Ilustración de cubierta de Marta Altés. Traducción de Miguel Azaola. Blackie Books

Lectores de 6 a 9. Mientras sus amigos van a la fiesta 
de disfraces vestidos de piratas, Peter 
se disfraza de su héroe: Robinson Crusoe. 
Los demás se burlan de él, y se marcha. 
Esa noche, Peter tiene un sueño que 
lo llevará a una aventura diferente. Emprenderá una odisea misteriosa a una isla remota y silvestre. Como todos los libros del norteamericano de origen checo Peter Sís, Robinson tiene esa característica concepción romántica del periplo y ese inconfundible gusto por la aventura a la vieja usanza.

Soy una nuez. Beatriz Osés. Ilustración de Jordi Sempere. Edebé.

Lectores de 10 a 13 años. La abogada Rossana Marinetti es una mujer implacable y amargada que ha denunciado a casi todo el mundo. Su vida cambia el día en el que Omar H, un niño refugiado (parece que sirio) se cae de una rama de su nogal. El niño transforma su vida por completo y, para poder quedarse con él, dice que es una nuez y que, según una antigua ley, todo fruto que caiga de su árbol en su jardín le pertenece. El juez y el fiscal, incrédulos, escuchan a los testigos: el vecino botánico (a quien Omar enseña a cuidar las plantas), la modista (una anciana solitaria que echa de menos a su nieto y a la que Omar hace compañía), e incluso el zapatero (a quien Omar cocina deliciosos dulces), sostienen que el niño es, en efecto, una nuez. Al final, cuando Omar salva al gato del fiscal, incluso este sostiene que el niño es lo que la abogada dice que es. Mientras, Omar recuerda cómo tuvo que huir con su familia de un país en guerra, cómo sus padres se cayeron al mar y cómo se escapó del centro de acogida. El juez, al final, dictamina que el niño es una nuez, para que tenga una oportunidad en la vida.

Los hermanos Willoughby. Lois Lowry. Traducción de Jaime Valero Martínez. Anaya.

Lectores de 10 a 13 años. Seguro que conoces un montón de historias con niños huérfanos, herederos perdidos y niñeras estrictas. ¡Pues este libro se ríe de todos ellos! Cuando los señores Willoughby salen de viaje, sus hijos se proponen seguir con su vida normal. Pero la aparición de un misterioso bebé, un fabricante de caramelos y una niñera con afición a transformarse en estatua humana echa sus planes a perder. Prepárate para conocer a los hermanos Willoughby: divertidos, unidos y chapados a la antigua.

Cuentos criminales. Pedro Mañas. Ilustración de David Sierra Listón. Libre Albedrío

Lectores de 10 a 13 años. Siete cuentos componen este divertido libro para lectores a partir de 10 años. En el encontraremos aventuras, picaresca y situaciones surrealistas algunas basadas en hechos reales como aquel estafador que vendió la Torre Eiffel. Todas con un denominador común. Un investigador de la policía que será el encargado de llevar estos casos y perseguir a los criminales implicados… ¿o no? Siete casos para el inspector Archibald Wilson con licencia nº2.506 que nos mantendrán alerta: Un estafador en París, Por un puñado de dientes, Cacos Fútbol Club, El misterio de la carta roja, Flor de Loto, Malagüero y una moto, Nicoletta Metralleta y El ladrón de miércoles. ¿Conseguirá Archibald Wilson resolver estos Cuentos Criminales?

Un mar de plásticos. Kirsti Blom y Geir Wing Gabrielsen. Traducción de Lotte Katrine Tollefsen. Takatuka

Lectores a partir de 14 años. Cada año se fabrican cientos de toneladas de plástico, un 10% de las cuales va a parar al mar. Esto ha provocado la formación de grandes islas de basura, la mayor de las cuales es la «gran mancha de residuos del Pacífico», situada entre Japón y Estados Unidos y tres veces más grande que toda España y Portugal juntas. Un mar de plásticos expone cómo el océano se está convirtiendo en un vertedero que afecta gravemente la salud de la fauna y flora marinas. La historia de un fulmar boreal, un ave marina que habita las costas del Atlántico Norte, se convierte en el hilo conductor para explicar las consecuencias del empleo masivo e irresponsable del plástico y la necesidad de limitar drásticamente su empleo. Con un lenguaje sencillo, el libro también aborda las soluciones técnicas que se han propuesto para afrontar el problema de los residuos plásticos en el mar y cómo puede contribuir cada persona, en su día a día, a ayudar al fulmar boreal y al resto de animales marinos. Una espectacular selección de fotografías sirve de testimonio gráfico de la belleza del mar y de los efectos de la acción humana.

Hasta aquí nuestra aportación literaria, ¿Tienes algún título que puedas recomendarnos? Si es así, no dudes en dejarnos tu referencia en los comentarios de este blog.